miércoles, 11 de marzo de 2015

Robin Thicke & Pharell Williams

Los artistas pierden juicio por plagio ante familiares de Marvin Gaye.

Un tribunal federal de Los Ángeles (EEUU) declaró este miércoles culpables de plagio a los músicos Pharrell Williams y Robin Thicke por considerar que su éxito Blurred Lines (2013), es una copia del clásico Got To Give It Up (1977) de Marvin Gaye, infringiendo la ley de Derechos de Autor. La decisión, tomada por un jurado popular, condena a los artistas a pagar más de 7,3 millones de dólares a los descendientes de Gaye. "Este es un día hermoso para nosotros", dijo Nona Gaye, hija del cantante fallecido en 1984, a la salida de los juzgados en el centro de la urbe angelina a los medios de comunicación. Un experto musical aseguró que los dos temas eran similares en 8 aspectos. Su abogado, Richard Busch, aseguró que ya había solicitado una orden judicial para bloquear las ventas de Blurred Lines, según recogió el canal NBC.

 Robin Thicke & Pharell Williams.

Los abogados de Thicke y Williams, creador de otro gran éxito, Happy, dijeron que sus representados solo trataban de emular el sonido de otra era. Uno de los abogados de los cantantes dijo que una decisión a favor de los herederos de Gaye podría tener un efecto negativo en los músicos que tratan de emular a una época o un sonido de otro artista. El jurado escuchó declaraciones de Thicke y Pharrell, quienes negaron haber copiado el tema de Gaye. El juicio se enfocó mayormente en comparaciones detalladas entre las dos canciones. Durante el juicio, Williams admitió que la música de Gaye es parte fundamental de su vida, pero que no copió ni una nota de Got to Give it Up para Blurred Lines.

 Marvin Give, creador de "Got to give it up".

Blurred Lines fue número uno en las listas de éxitos en Estados Unidos durante diez semanas tras su lanzamiento, y comercializó 4,6 millones de copias. La canción fue grabada por Williams, Thicke y el rapero T.I., si bien éste último quedó eximido de responsabilidad en la sentencia, igual que la compañía de discos Interscope Records. 

Según expuso Busch durante el juicio, Blurred Lines y Got To Give It Up son iguales en términos del uso del bajo, los teclados y la estructura, y un musicólogo que fue llamado como testigo experto encontró similitudes en 8 elementos de ambas canciones, según publicó el diario Los Angeles Times. Williams declaró que escribió el tema en solitario como una colaboración para el disco Burred Lines, de Thicke, y admitió que el tema tenía un "estilo a Gaye" y la música de la década 1970, aunque insistió en que era una creación original. 

Thicke hizo una demostración al jurado de lo que se parecen musicalmente muchas canciones pop, si bien estos argumentos no convencieron al tribunal. Las ventas de Blurred Lines generaron ingresos por valor de 5,6 millones de dólares para Thicke, 5,2 millones para Williams y entre 5 y 6 millones para la compañía de discos. Los representantes legales de Thicke y Williams dijeron al término del juicio que desconocían si sus clientes tenían intención de apelar contra la sentencia. 

Twitter: @i_am_other / @pharell / @robinthicke


Fuentes: EFE / 20Minutos.es / Univision.com // Adiciones: @carlosmedina1
Fotos: Fansshare.com Cortesía

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Revistas Digitales

Los 5 Más Diversos

Mi Ping en TotalPing.com  Personal   directorio de weblogs. bitadir  

Directorio de Paginas Web