lunes, 10 de febrero de 2014

Azul y No Tan Rosa

El film de Miguel Ferrari ganó el Goya como Mejor Película Iberoamericana.


Buenas noticias para los amantes del séptimo arte y del cine hecho en el país.“¡Este es el primer Goya para Venezuela!”, gritó emocionado Ferrari, tras recoger el galardón, acompañado de gran parte del equipo de su película “Azul y no tan rosa”, del venezolano Miguel Ferrari, ganó ayer domingo el Goya a la Mejor Película Iberoamericana, frente a “La jaula de oro”, “El médico alemán” y “Gloria”, opciones de México, Argentina y Chile, respectivamente.  Es el primer Goya que consigue Venezuela, que solo había logrado hasta ahora nominaciones, la última la consiguió Carlos Azpurúa en 1999 con “Amaneció de golpe”, pero en aquella ocasión el premio fue para la argentina “El faro del Sur”, de Eduardo Mignona. 

Guillermo García, Miguel Ferarri e Ignacio Montes, festejando su Premio Goya 2014 por Azul y No Tan Rosa como Mejor Película Iberoamericana.

 Miguel Ferrari, director de Azul y no tan Rosa, exhibiendo su merecido galardón.

“En Venezuela, desde el 7 de enero, cuando se anunciaron las nominaciones (de los Goya), esto se está viviendo como si fuera la final de un Mundial de Fútbol”, agregó el realizador, que tuvo un largo discurso de agradecimientos que incluyó a su familia, productores, equipo y a todo el cine venezolano. “Azul y no tan rosa” pone el dedo sobre la llaga de la intolerancia, en este caso con un registro desenfadado y muy “almodovariano”. Ferrari dijo que hacer una película sobre un tema tan sensible como la homosexualidad había sido un sueño hecho realidad.


“Gracias a los valientes que se atrevieron a interpretar esta película y a poner voz y corazón a unas personas que no se interpretan por prejuicios”. “¡Viva el cine español!, las dificultades se superan. ¡Viva Venezuela!”, agregó Ferrari, al borde de las lágrimas. Primer Goya también para el cineasta, debutante con esta tragicomedia amable y desprendida, en la que se critica con buen humor, pero sin resquicios, la homofobia, la intolerancia y el rechazo a lo diferente.

Ópera prima de Ferrari, autor también del guión, y una de las películas más taquilleras de la historia de Venezuela, "Azul y no tan rosa" narra la historia de Diego, un fotógrafo homosexual encarnado por Guillermo García que decide formalizar su relación con su novio Fabrizio, médico interpretado por Sócrates Serrano, yéndose a vivir con él. Sin embargo, de repente se ve obligado a hacerse cargo de su hijo Armando, un joven adolescente que vive en España. A Diego le resulta difícil entablar una relación afectiva con su hijo, al que no ve desde hace años, y que llega a Venezuela cargado de reproches a su padre.La situación se complica cuando un grupo de radicales homófobos da una brutal paliza a Fabrizio y lo deja en coma.


El fascinante personaje de Delirio del Río, una transexual interpretada por Hilda Abrahamz, que hace shows fonomímicos en el lúdico bar Club SIXTYNINE, recreando a Melissa La Reina del Rock con los temas "No Soy Una Señora" y "A Punto de Caramelo"; así como la creíble relación entre Fabrizio y Diego  dos hombres profesionales, un médico y un fotógrafo, lejos del cliché convencional, son dos hitos importantes que han calado en el gusto de la audiencia, convirtiendo la cinta en objeto de culto.

Actor y guionista, Ferrari firma hasta el último detalle de una cinta que le ha llevado varios años sacar adelante, debut internacional del venezolano que ya probó fortuna con "Todo lo que sube" en el Festival de Cortos denominado “Cortos Interruptus” (2011), una película que solo se estrenó en nuestro país.



Esta coproducción hispano venezolana cuenta con dos actores españoles, el veterano Juan Jesús Valverde y el joven Nacho Montes, en un reparto sólidamente encabezado por un estupendo actor, Guillermo García, más conocido por sus papeles televisivos en series, como “Mi ex me tiene ganas” y las actrices Hilda Abrahamz y Daniela Alvarado. “Hice una película que les habla a todos, independientemente de la opción que tengan.


Una historia sobre el amor y el reencuentro. 
Espero que algún día los venezolanos lleguemos a reencontrarnos y a respetarnos a pesar de nuestras diferencias”, ha dicho el cineasta sobre su película. Es, sin duda, el año para Venezuela del cine español, que tuvo su primer reconocimiento en el Festival de San Sebastián con la Concha de Oro para “Pelo malo”, tercer largometraje de Mariana Rondón, que también marcó un hito al ser la cuarta mujer en conseguir el máximo galardón de la prestigiosa muestra de cine internacional. 

Al igual que “Pelo malo”, “Azul y no tan rosa” pone el dedo sobre la llaga de la intolerancia, en este caso con un registro desenfadado y muy “almodovariano”, influencia que Ferrari no solo reconoce, sino que, asegura, la disfruta provocando al espectador con guiños a su filmografía.

El director venezolano también dedicó el galardón a su tierra lanzando un "gracias a Venezuela, ese país que ha esperado tanto tiempo una película como esta. Gracias a ese público que llena nuestras salas para ver cine nacional". "¡Viva Venezuela!", se despidió Ferrari, muy emocionado y casi al borde de las lágrimas.

DiversoMagazine.com felicita al elenco del film Azul y No Tan Rosa, ópera prima de Miguel Ferrari, tras obtener el Premio Goya 2014, máximo galardón del cine español como Mejor Película Iberoamericana. Orgullo venezolano, un largometraje que celebra la tolerancia y la diversidad sexual. ¡Enhorabuena! 

 Twitter: @azulynotanrosa / @ferrarimiguel / @premiosgoyaes / @hilda1411 / @elguille

Fuente: Noticias24.com // Adiciones: @carlosmedina1
Fotos: Pedro Amestre-AFP Photo / Víctor Lerena-EFE / Plenilunio Producciones (Cortesía).

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Revistas Digitales

Los 5 Más Diversos

Mi Ping en TotalPing.com  Personal   directorio de weblogs. bitadir  

Directorio de Paginas Web