lunes, 18 de noviembre de 2013

Ismael Cala

“Parir este libro no es solo una hazaña, sino una tarea titánica”. 

Cálido. Emprendedor. Conversador, Risueño. Plácido. Pop Star. Sencillo. Humilde. Humano. Valiente. Son sólo algunos adjetivos calificativos que describen a Ismael Cala, carismático periodista, conferencista y motivador cubano residenciado en los Estados Unidos que presenta en Venezuela su ópera prima editorial “El Poder de Escuchar”, de la mano de Libros El Nacional, para beneplácito de su inmensa legión de seguidores en el país. 

Ismael Cala.


 
Ismael Cala, dirigiéndose ante el efusivo auditorio.

El célebre comunicador social, conductor del espacio de entrevistas CALA en la cadena CNN en Español, conversó amenamente con representantes de medios, relatando diversos aspectos de su vida profesional directamente relacionados con la creación de su obra, compartiendo también con fans e invitados especiales el tan esperado bautizo de su “hijo” literario. Miguel Henrique Otero, Editor de El Nacional apadrinó tan importante acontecimiento, efectuado en la sede del diario, en Los Cortijos, el pasado viernes 08 de noviembre. 

B A U T I Z O

 


Otero recalcó el valor que tiene en estos tiempos “el poder escuchar y saber hacerlo”, sobre todo ahora que se ve amenazada la libertad de expresión, además de mostrar su complacencia en avalar este lanzamiento, que marca un hito en el mundo editorial latinoamericano. La portada, sometida a votación por Cala y su equipo de trabajo a través de la página web www.el-nacional.com, fue especialmente concebida para el mercado venezolano, y cuenta con una excepcional fotografía realizada por Guillermo Felizola, que muestra al periodista en su quintaesencia: humano, sensorial y cercano, “lejos del cliché producto del personaje televisivo, que luce impecablemente vestido por la diseñadora venezolana Carolina Herrera y no usa ‘maquillista personal’”.

 Guillermo Felizola, artífice de la foto de portada 
del libro de Ismael Cala "El Poder de Escuchar".


 Ismael Cala y Miguel Henrique Otero.

Referente a las redes sociales y su decisión de consultar acerca de la escogencia de la carátula del libro expresa lo siguiente: “Siento que el mundo está lejos de esa autoridad vertical del periodismo de antes. El fenómeno ahora es el público consumidor, quien dicta las tendencias y tiene la brújula de las opiniones y los contenidos”. “Es más fácil criticar que hacer” Ismael Cala, logró calmar su ansiedad por ver materializado su sueño de editar el libro en Venezuela, tras superar las dificultades cambiarias y de papel por la que atraviesa el país, desde que salió el texto, bajo la Editorial Penguin en USA, el pasado 23 de agosto.

R U E D A
D E
P R E N S A 

 


“‘El Poder de Escuchar’ invita a seducir con la palabra, a saber oír lo que el otro tiene qué decir. A veces cuesta mucho y es más fácil criticar que hacer, sucumbir al auto-sabotaje que sentarse y poner el culo en la silla y escribir un libro. Por eso no me pongo líneas ni etiquetas sobre a quién me quiero parecer”, respondiendo ante las comparaciones con Paulo Coelho emitiendo una lacónica y contundente frase: “Me importa un bledo”.
Según Evo Morales, Cala es “un latino sin identidad latinoamericana”. 
Al ser consultado por cuál ha sido la entrevista más difícil de hacer, respondió sin titubeos: “Evo Morales, Presidente de Bolivia. Habíamos tenido que cancelar por razones ajenas a nuestra voluntad y al retomar la conversación lo tomó como una afrenta personal, generándose cierta tensión y aprehensión de su parte, al punto de llamarme “un latino sin identidad latinoamericana”. Por supuesto, tuve que armarme de paciencia, hacer gala del poder de escuchar, sangrándome (mordiéndome) la lengua y sin poder decirle todo lo que pasaba por mi cabeza, lo cual fue un gran aprendizaje para mi, sin duda”. 

Su intención al plasmar en su libro el episodio al entrevistar a Fidel Castro, líder de la Revolución Cubana fue plasmar un “pasaje biográfico de mi historia, sin el carácter politizante, cuidándome de magnificar o distorsionar mi encuentro con él y tenía dos opciones: o vivía el sueño de Fidel o el sueño mío, un Quijote aventurero y geográfico, desligado de ese “Hombre Nuevo” y “Hombre de Ciencia” preconizado por la revolución, lo cual fue un ‘abreojos’ para mí, siendo yo un ‘pionerito’ que cantaba loas al Ché”. Al comparar la Cuba vista desde el Poder con la Cuba que se veía en su casa, la opulencia del régimen versus la miseria de no tener qué comer en casa, Cala afirma que de poder interrogar hoy en día a Fidel le preguntaría si lo que hizo fue “en función del bien social o su propósito de vida, que lo ha hecho brillantemente, concebido para mantenerse en el poder”. 

“Parir este libro no sólo es una hazaña, sino una tarea titánica” 
Hermético en cuanto a su vida personal se refiere, Cala asegura que, aunque no sabe nada de criar hijos, “parir este libro no sólo es una hazaña, sino una tarea titánica. Para un tercer libro quizás hable de mi vida y mis amores, pero por lo pronto esto no es “Cala al Desnudo” y no lo tengo contemplado, ya que mi segundo libro “Como ser un buen hijo de P”, a diferencia de la intención maliciosa que pueda pensarse, tiene una connotación bien positiva, al referirse a la P de Pasión, Paciencia y Perseverancia, entre otras P, explica elocuentemente. 

Valiéndose de su experiencia, su confesa admiración por Oprah Winfrey, Larry King, Deepak Chopra y Jhon Maxwell; así como el uso de la repetición como recurso nemotécnico, lo que pretende Cala con “El Poder de Escuchar” es “inspirar en otros el impulso e interés en la lectura, sobre todo en estos tiempos donde el libro es visto como un dinosaurio. En él hice catarsis de mi vida y mi misión como comunicador es conmover y brindar conocimiento, que el lector recuerde el sentimiento que le produce lo que leyó, al llorar o sonreír”, manifiesta.
“Ser comunicador es una misión de vida” 
Proyectándose hacia el futuro, Cala enfatiza de manera visionaria y admite: “si tuviese que transicionar mi vida como comunicador diría que en 5 años me veo como un conferencista, sin descuidar el hecho de ser comunicador, es una misión de vida. Lo haces con pasión, como el soldado que va a la guerra sin pensar que va a morir, sino con la convicción de defender su país”. 

Sobre el ejercicio del periodismo dice que procura ser “balanceado, equilibrado, tener la posición de ambas caras de la historia. En Cuba yo nunca hice periodismo, ya que al ser todo de un mismo tinte, no hay ninguna idea qué cuestionar, y eso es tremendamente grave”. En cuanto a la tentación de la censura, alega que el pugilato entre los medios y el poder nunca va a acabar, porque la información es poder y el saber es un arma de doble filo, que puede usarse para el bien o el mal”, concluye.

S O C I A L I T É




Para mayor información visite: 

Twitter: @CALACNN / @ismaelcala / @fanscalavzla / @elnacionalweb

Texto y Fotos: @carlosmedina1 // 
Imágenes de soporte: Libros El Nacional / IsmaelCala.com / ElPuercoEspin.com.ar (Cortesía).

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Revistas Digitales

Los 5 Más Diversos

Mi Ping en TotalPing.com  Personal   directorio de weblogs. bitadir  

Directorio de Paginas Web