martes, 10 de septiembre de 2013

Martín Lantigua

El actor español-venezolano falleció el domingo en la noche. 

Martín Lantigua, actor de teatro y televisión de origen español y residenciado en Venezuela, falleció el domingo en la noche tras permanecer hospitalizado más de dos semanas en la Clínica La Floresta, en Caracas, donde fue internado debido a una complicación del mal de Parkinson que padecía desde hacía años. 

 Martín Lantigua.

Solo un personaje le faltó encarnar, solía decir, pese a haber encarnado a mendigos, tuertos, hacendados, abogados, terratenientes y príncipes, tanto en el teatro como en la televisión, durante más de cuarenta años de carrera artística en una patria que no era la suya, pero que terminó queriendo como propia. Porque fue a los 22 años que Lantigua decidió dejar su lugar de nacimiento en las Islas Canarias. 

Había visto un documental acerca de Venezuela, musicalizado con el Alma llanera, y se le metió entonces en la cabeza que sería aquí donde echaría raíces. Tras el viaje, lo dejaron con cinco bolívares en las torres de El Silencio, donde le pidió a un taxista que lo trasladara a una pensión. "No tengo dinero, pero tengo unos grandes deseos de trabajar, así que lo primero que gane será para usted", le dijo al taxista. Al día siguiente, Martín Lantigua consiguió trabajo. Primero en una construcción, después como vendedor y, más tarde, en la clínica psiquiátrica La Coromoto. Hasta que, por accidente, comenzó a estudiar arte dramático. 

Lantigua lo contaba siempre en sus entrevistas: estaba practicando judo en un gimnasio y de pronto llegó Renny Ottolina, quien estaba en la búsqueda de un grupo de personas que simulara una pelea en su show televisivo. Y tras realizar algunas demostraciones, Lantigua fue seleccionado para compartir una escena con Henry Stephen. "Esta es tu carrera", le dijo Renny Ottolina, quien le recomendó que iniciara estudios de actuación en la Escuela Juana Sujo. Y aunque el maestro Porfirio Rodríguez le preguntó de inmediato: "¿No crees que es un poco tarde para empezar?", allí comenzó su carrera artística. 

Primero sobre las tablas y luego en la serie de televisión Sor Alegría. Esmeralda, La mujer prohibida, La loba (donde interpretó al arquetípico y emblemático personaje Marcos Villena), Mariana de la noche, Cruz de nadie, María de los Ángeles, Samantha, Mariú y Carissima son apenas algunas de las telenovelas -más de treinta- en las que actuó Martín Lantigua. Sin contar las miniseries televisivas o unitarios y programas especiales como El jorobado de Nuestra Señora de París, Miranda y Atentado al Papa, entre muchísimos otros. 

"Su vozarrón, su altura -medía casi dos metros- y su porte lo llevaron a interpretar personajes de carácter. Era un hombre que no pasaba desapercibido por esa misma razón", dice el veterano periodista de farándula y entretenimiento Aquilino José Mata. "El personaje que el público más recuerda es Marcos Villena de La mujer prohibida, pero mi personaje preferido es el del Bobo Alipio de la telenovela Esmeralda", llegó a decir en una ocasión Martín Lantigua, para quien lo primordial en la actuación era "ser sincero, no forzar las cosas, ser disciplinado, estudiar y amar mucho la profesión". 

Y Martín Lantigua la amó con pasión. Así como amó cada uno de sus personajes. Solo uno le quedó por hacer. "Me gustaría interpretar al Rey Lear de William Shakespeare", dijo una y otra vez, acaso sin percatarse de que el público venezolano lo había coronado ya como un verdadero rey de la actuación. 

 Paz a su alma... 





 Fuente: ELUNIVERSAL.com // Adiciones: @carlosmedina1 
Fotos: Venevisión.net / Notas.com / Cadena Capriles (Cortesía).

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Revistas Digitales

Los 5 Más Diversos

Mi Ping en TotalPing.com  Personal   directorio de weblogs. bitadir  

Directorio de Paginas Web